Seleccionar página

En la tarde del pasado 11 de Octubre, una persona haciéndose pasar por encargado de la Parroquia de Tala le solicitó a una mujer que le diera su cartera para que éste la revisara. La mujer accedió al pedido, y el hombre logró sustraerle una suma cercana a los $ 4000.

Según se pudo saber, se trataría de un joven de entre 20 y 30 años, que vestía jeans y campera de cuero.

Ese mismo día, en Tala ocurrieron dos hechos más; un hombre intentó hacer el popular “cuento del tío” a alguien que no logró caer en sus artimañas y denunció el hecho. Luego, una mujer encontró en el interior de su vivienda a un hombre con claras intenciones de hurtar, que al verla llegar huyó del lugar.

De acuerdo a los datos aportados por los denunciantes, las descripciones tanto físicas como de vestimentas no coinciden, por lo que se supone que se trataría de al menos tres personas distintas que recorrieron la ciudad con el objetivo de cometer actos ilícitos.

Fuente: El Canal De La Región